Las falacias del debate entre trabajo garantizado contra renta básica universal


“En esta sociedad de obligación, cada cual lleva consigo su campo de trabajos forzados… Así uno se explota a sí mismo, haciendo posible la explotación sin dominio”
(B.C. Han, 2012, La sociedad del cansancio).

En la era de la globalización subyace una idea de la que nadie habla, el elefante en la habitación: la era de la explotalización, y en la que surgen ‘lógicamente’ recetas económicas cocinadas con ingredientes tóxicos como la del Trabajo Garantizado (TG), alta economic cuisine que pretende rivalizar en sabor y nutrientes con la sopa boba que sus chefs atribuyen al menú de la Renta Básica Universal (RBU), para ellos vil ‘ingreso garantizado’.

Hasta ahora se ha aceptado acríticamente y sin discusión que las propuestas de Trabajo Garantizado y Renta Básica Universal pueden ser comparables, ya sea para analizar sus complementaridades o sus antagonismos. Lo cierto es que no tiene ningún sentido económico compararlas. Como la tortilla de patatas y el gazpacho con la hamburguesa y la cocacola. O el jamón ibérico con el jamón york.

De hecho el mayor interés por la comparación (falaz) ha surgido desde el enfoque del TG contra la RBU. Y así, lógicamente, la propuesta de TG se descalifica sola, revelando lo que realmente es, un fraude intelectual que debería llamarse TG-EG (trabajo-garantizado-explotación-garantizada).

O si se quiere ser más preciso y huir de los eufemismos, entonces sería la propuesta del ejem/ejem: empleo-justo-explotación-masiva, empresario-jubiloso-empleado-machacado.
Conviene subrayar una vez más que al menos los teóricos de la RBU son honestos y son conscientes de las limitaciones de su propuesta, que ha de integrarse en un plan de transformación social más amplio, siendo ésta fundamentalmente una medida de transición pacífica hacia una sociedad más justa.

Veamos el decálogo de falacias, críticas infundadas y condiciones del pretendido debate del TG contra la RBU.

1. No es posible compararlas porque no analizan las mismas realidades. Ni teórica ni empíricamente. Ni por sus causas ni por sus efectos. El TG se centra en conductas individuales basadas en el fetichismo del dinero y el empleo, equiparando la RBU a una mera demanda idiota y pueril de ‘garantía de ingresos’. En cambio, lo cierto es que la RBU surge del estudio de relaciones sociales a partir de las categorías de análisis científico del modo de producción capitalista.

2. Sus argumentaciones se realizan en planos diferentes. El TG es esencialmente una propuesta moral, sin ninguna teoría económica del valor, pese a su aparente retórica macroeconómica. Su interés real es la defensa ideológica de su pretendido derecho a odiar a los pobres. Mientras que la corriente de RBU más avanzada la entiende como una medida económica redistributiva sostenida en la teoría laboral del valor y el método dialéctico.

3. La crítica que supuestamente se hace desde el TG a la RBU no existe, es ficticia, puesto que el TG no debate sobre ninguno de los conceptos que definen a la RBU, ni siquiera en su versión más débil. No dice nada de su carácter universal ni de su carácter individual ni de su carácter incondicional. Discute sobre un concepto desnaturalizado, vacío de contenido, inexistente e irreal que nadie reclama. Lo mínimo que puede esperarse de un debate académico honesto y no tendencioso es no caricaturizar el objeto o tema de nuestro estudio.

4. Respecto al carácter universal. No dice nada porque la restringe a una aplicación selectiva orientada al colectivo de desempleados (enfrentados contra los asalariados monopolistas del empleo). Equiparándola a los subsidios y las ayudas sociales. Desde la óptica del TG lo único que se concibe como universal es la mercantilización del trabajo.

5. Respecto al carácter individual. Tampoco dice nada debido a su ceguera microeconómica deliberada sobre la misma, derivada de su ausencia de una economía política de la pobreza y la desigualdad, sustituida por una concepción moralista de ellas. Se refugia en un análisis agregado supuestamente aséptico y libre de todo prejuicio para ocultar su carencia fundamental (por lo que se apoya como un clavo ardiendo, sin reconocerlo, en la teoría neoliberal del capital humano).

6. Respecto al carácter incondicional. Ni lo contempla. Toda su visión orbita alrededor de un agente, el Estado y una finalidad innegociable: el empleo. No reflexiona, ni le interesa hacerlo, sobre la posibilidad y necesidad de superar la relación salarial. Al ignorar la teoría laboral del valor, ignora también sus consecuencias, como la explotación. Y si no concibe la explotación, tampoco tiene sentido la incondicionalidad de la RBU, esto es, cubrir las necesidades básicas al margen del mercado de trabajo (privilegio sólo al alcance de unos pocos, rentistas y acaudalados propietarios).

7. Desde el TG se criminalizan con furor los fines que persigue la RBU, cuestionando su innecesaria reflexión sobre la financiación y ocultando, así, la violencia de los medios que el TG propone (la explotación garantizada) para lograr aparentemente los mismos efectos que la RBU. Comparte de este modo el espíritu posmoderno neoliberal que contribuye al déficit de libertades y democracia y al populismo punitivo.

8. La Teoría Monetaria Moderna (TMM) que da sustento al TG y a la figura del ‘Estado empleador’ se basa en la teoría del capital humano característica del paradigma neoliberal, que concibe el trabajo no como una relación social de clases en conflicto sino como una conducta racional individual regida por el principio de la maximización de beneficios. Nada que ver con la orientación anticapitalista de las concepciones de RBU más radicales y revolucionarias.

9. La óptica del TG no plantea ninguna reflexión feminista, ningún debate sobre el trabajo de cuidados y otros trabajos no remunerados. Tampoco sobre cómo garantizar la corresponsabilidad de los hombres en los trabajos de cuidados.

Tampoco discute sobre la precariedad laboral y la desvinculación progresiva entre tener trabajo y cobrar un salario cada vez menor. Su lógica empresarial sólo le permite ver la educación pública como el departamento de recursos humanos de las empresas y, por otro lado, ver el desempleo como un déficit de políticas de activación del empleo, de falta de espíritu emprendedor, de insuficiente inversión en empleabilidad y movilidad.

10. Ignora también la ley de la tendencia al descenso de la tasa de ganancia, lo que implica una explotación creciente y destrucción de la fuerza de trabajo. Haciendo inviables e incompatibles la orientación de clase del Estado (burgués) y su omnisciente cobertura de empleo garantizado. O una cosa o la otra, pero no ambas. O se tiene soberanía monetaria o no se tiene, pero no las dos a la vez.

El supuesto debate del TG se realiza desde un ángulo muerto, desde el que es imposible ver nada, el ángulo del Estado-nación soberano y emisor de su propia moneda. En un mundo en el que la mayor parte del dinero que circula es dinero bancario. La teoría monetaria moderna deviene en teología monetaria anticuada.

Estas falacias se cierran en dos, la superioridad moral del TG sobre la RBU y el vaciamiento del carácter macroeconómico innegable e indiscutible de la RBU. Con estas premisas el debate ya está servido, la conclusión ya alcanzada y el intrusismo plenamente garantizado.

¡Ale, a comer! Disculpen, me retiro un momento, que me entra la tos, ejem…, ejem…

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/laplaza/debate-trabajo-garantizado-renta-basica-universal#

Foro Humanista Europeo 2018
“Lo que nos une hacia la nación humana universal”
Se anunciará la firma del Compromiso Parlamentario con el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, por parte de parlamentarios de cuatro países que tendrá lugar dentro del Foro
Hoy , 11 de mayo a las 11 de la mañana, tendrá lugar una rueda de prensa para presentar el contenido y el significado del Foro Humanista Europeo 2018. Será en la calle Embajadores, 26 (local de Culturas Unidas) de Madrid.En la misma, se anunciará y se explicará el acto de firma del Compromiso Parlamentario con el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, que tendrá lugar el sábado 12 a las 16 horas dentro del mismo Foro.

Para ello, contaremos con Carlos Umaña, coordinador de ICAN (Campaña para la Abolición de las Armas Nucleares) para América Latina, que recibiera el Premio Nobel de la Paz 2017, además de dos de los parlamentarios que firmarán ese compromiso: Sabine Rubin (de la France Insoumise en la Asamblea Francesa) y Tomás Hirsch (Frente Amplio chileno). Miembros de Podemos y Unidad Ciudadana (Argentina) participarán el sábado en la firma.

También estará presente Álvaro Orús -director del documental sobre renta básica “RBUI, nuestro derecho a vivir”-. El sábado 12, a las 12 del mediodía, será el estreno mundial de esta película en este Foro. Dicho documental describe qué es la renta básica universal y condicional a través de entrevistas a referentes del tema, como Daniel Raventós, Philippe Van Parijs, Guy Standing o el parlamentario vasco Julen Bollain, que estará presente en la premier.

Además, contaremos para hablar de migraciones con Nicole Ndongala (Presidenta de Karibú), y para hablar de ecología social con el economista, político y profesor emérito de la Universidad de Lovaina, Riccardo Petrella.

Acto de Firma del Compromiso Parlamentario con el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares

El Presidente Trump ha anunciado hace dos días la salida de Estados Unidos del Plan de Acción Conjunto y Completo entre Irán y los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania, que limita las actividades del uso pacífico iraní de la tecnología nuclear.

Este acto aumentará las tensiones en el Medio Oriente y nos acerca al peligro de una nueva guerra y de que Irán intente avanzar en el enriquecimiento de uranio, hasta el punto de poder crear una bomba atómica. Las últimas horas muestran cómo la tensión va en aumento en la zona.

Al mismo tiempo, hay cada vez más países que quieren acabar con las armas nucleares y el año pasado, en Nueva York, 122 países aprobaron el texto del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares (TPAN). Los esfuerzos para lograr tal acuerdo fueron impulsados por la Campaña para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN por sus siglas en inglés), quien ganó el Premio Nobel de la Paz 2017.

En el Foro Humanista Europeo, vamos a contar con representantes de ICAN de varios países, en el área temática de “Logrando un mundo sin armas nucleares”. En estos meses ICAN está promoviendo un Compromiso Parlamentario con el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares. Dado que se ha producido esta ruptura del acuerdo nuclear con Irán, desde el Foro Humanista Europeo queremos manifestar nuestro apoyo explícito al TPAN y, por tanto, queremos invitar a los parlamentarios que vienen al Foro para el área temática de “Convergencia Social y Política” a un acto simbólico de firma del citado compromiso, el sábado 12 a las 16:00, en el Patio de Columnas del Centro Cívico El Pozo, justo antes de comenzar el trabajo de las áreas temáticas.

 

Este acto busca lanzar una señal clara de que las armas nucleares pertenecen a la historia humana y no tienen nada que ver con la Nación Humana Universal, a la que aspiramos.

Fuente: Rebelión.org

Renta básica

La renta básica universal garantiza una aportación económica según el umbral de la pobreza por el simple hecho de ser ciudadanos. Lo cual solo se podría hacer a través de una fiscalidad progresiva, es decir, los que más tienen pagarían más. Pese a que los gurús de la economía digan que no es posible, sí lo es y la riqueza y beneficios revertirían hacia las capas sociales más empobrecidas. Existen cifras alarmantes que demuestran la urgencia de medidas de reparto como la renta básica. No solo cifras, hay rostros humanos que todos conocemos detrás de esas cifras: la trabajadora que se pasa el día por el sueldo mínimo, la familia desahuciada por no poder hacer frente a la hipoteca, los jubilados con pensiones de miseria, el desempleado de larga duración, el joven precario que acepta cualquier trabajo, el/la autónomo/a que no le salen los números… Al mismo tiempo sube el numero de ricos, según cifras del propio Gobierno, y la lista de hogares con un patrimonio de más de un millón de euros en España ha subido un 17%. Claro que hay recursos y dinero, el caso es como se distribuye si en unas pocas manos de grandes fortunas, empresarios y banqueros, o de manera más justa y redistributiva a través de mejores salarios y derechos sociales como las pensiones, sanidad, educación e implementando derechos como la citada renta básica. Eso dice mucho de una sociedad.

Gustavo Sánchez Gómez

Publicado en el Diario Cordoba, 20 marzo de 2018

Decir, la RBU se garantiza a cambio de nada, es aceptar que la vida de una persona no vale nada.”

Este argumentarlo nace como un documento vivo que puede y debe cambiarse según las necesidades y conocimientos de los usuarios, para facilitar su discusión se han numerado los párrafos.

DEFINICIÓN MINIMA DE LA RBU:

Un ingreso monetario realizado por una comunidad política a todos sus miembros sobre una base individual y sin control de recursos y ninguna contrapartida.

O dicho de otra forma:

Un ingreso pagado por el Estado a todos los ciudadanos o residentes legales en su territorio, de forma individual e incondicional, e independientemente, por tanto, de su forma de convivencia, de sus demás fuentes de renta, y de su participación pasada o presente en el mercado de trabajo, esto es, tanto si quiere trabajar como si no.

Puedes leer el argumentario completo en : –> http://rentabasicacordoba.es/argumentario-para-la-renta-basica-universal-rbu/

ASAMBLEA PLATAFORMA POR LA RENTA BASICA UNIVERSAL CORDOBA

MIERCOLES, 22 DE FEBRERO 2017

LUGAR: CENTRO SOCIAL REY HEREDIA
(CALLE PERIODISTA ALBERTO ALMANSA -ANTES ACERA DEL RIO)
HORA: 18:00

ORDEN DEL DIA

1. Cierre del Manifiesto

2. Argumentario

3. Plan de presentación social

4. Gestión de los medios de comunicación: pagina Web,
Faceboock, Twitter, Correo electrónico, Whatsapp.

5. Coordinación.

6. Próximas actividades.

7. Otros.